Carboxiterapia

Es un tratamiento que se destina a fines estéticos. Consisten en inyectar dióxido de carbono por vía subcutánea en los tejidos distendidos. Estas inyecciones pueden administrarse en la cara, el cuello, el vientre, los muslos o los brazos

Las aplicaciones estéticas de Carboxiterapia son múltiples entre ellas se cuentranadiposidades localizadas, estrías, celulitis y rejuvenecimiento facial como las frecuentes. No obstante Carboxiterapia es también un complemento ideal para el tratamiento post operatorio de la liposucción o la lipoescultura.

¿Cómo funciona la carboxiterapia?

Es un método no invasivo que consiste en la aplicación de dióxido de carbono por vía subcutánea mediante pequeñas infiltraciones. Con esto se consigue estimular la oxidación de los ácidos grasos y reducir la celulitis y la flacidez de la piel. No suele presentar efectos secundarios, salvo una pequeña molestia en la zona de aplicación y un ligero enrojecimiento que dura unos minutos. También es posible que aparezca algún moratón tras el pinchazo (en función de la sensibilidad de la piel de cada persona), pero éste desaparecerá en pocos días.

¿Qué aplicaciones tiene?

Las aplicaciones de esta terapia son muy diversas, pues podemos valernos de sus beneficios en tratamientos de acné, en los que se aprovechan las propiedades antisépticas del gas para combatir la infección, bajar la inflamación de la piel del rostro, así como regenerar la piel dañada por lo comedones (granitos e imperfecciones asociados al acné).

Las estrías son otro de los problemas que podemos atacar gracias a la carboxiterapia, ya que el CO2 activa la circulación y favorece la creación de colágeno y elastina, atenuando la apariencia de las mismas.

El dióxido de carbono también ha probado su eficacia en la reducción de las ojeras, principalmente si éstas son causadas por estrés o falta de sueño, y en la disminución de la caída del cabello, puesto que mejora la circulación del cuero cabelludo, proporcionando fuerza al cabello y frenando la alopecia.

Sin embargo, la carboxiterapia tiene en la reducción de la grasa localizada, la celulitis y la flacidez su mayor aplicación a nivel estético, puesto que los resultados obtenidos son de lo más satisfactorio.

Carboxiterapia para reducir la grasa localizada y combatir la celulitis

CONTÁCTENOS