Radiofrecuencia

Consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas de alta frecuencia sobre la piel que provoca el calentamiento controlado de las diferentes capas de la dermis, lo que favorece: la formación de nuevo colágeno, el drenaje linfático, la circulación de la piel y el tejido subcutáneo y  la migración de fibroblastos.

CONTÁCTENOS